percentil

Percentil de bebé: qué es y cuándo preocuparse

Para saber si tu bebé está creciendo y desarrollándose normalmente, los pediatras utilizan una tabla o curva de crecimiento conocida como percentil.

La llegada de un bebé al hogar es un indudable motivo de alegría. Sin embargo, una preocupación frecuente en los padres es saber si sus retoños están creciendo bien, si tienen el peso adecuado, si su talla es la normal. Por ello, los pediatras toman (desde los primeros días) datos de su peso, altura y diámetro del cráneo, que comparan con las tablas de crecimientos por edades y sexos. Esta comparativa o valor de referencia es lo que se conoce como el percentil de bebé.

Por ejemplo, si tu bebé tiene un percentil del 75% de altura, eso significa que es más alto que el 75% de los bebés de su edad y sexo, según las tablas comparativas, que se realizan en niños sanos. Estas cifras tienen importancia, pero no debes preocuparte en exceso por ellas, ni por si tu bebé está por encima o por debajo de la media. Siempre y cuando el pediatra determine que tu bebé está sano y crece normalmente, no debe darse al percentil más importancia de la que tiene. A fin de cuentas, es normal que haya bebés más altos que otros, más delgados que otros, y que cuenten con tendencias genéticas que determinen, por ejemplo, su estatura (si los padres son bajitos es probable que el niño o niña sea bajito).

Cuándo preocuparse por el percentil de bebé

Los percentiles de crecimiento normales se encuentran entre los valores 3 y 97. Por tanto, es importante que tu bebé se encuentre dentro de los rangos establecidos, aunque cualquier mínima variación por encima o por debajo de estos límites no tiene mayor importancia, salvo que el pediatra así lo dictamine.

Así pues, ¿cuándo preocuparse? El percentil suele aportar más información si se examina a lo largo de un período de tiempo específico, no en un momento concreto. Por tanto, una señal de alerta se produce cuando se detectan cambios bruscos de peso y talla, o si estos cambios se producen de forma constante.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es si se detecta un estancamiento en el crecimiento del bebé. En ambos casos, el especialista médico deberá indicar una serie de exámenes médicos que ayuden a deducir cuáles son las causas que están condicionando el desarrollo del niño o niña.

¿Cuál será tu papel como padre o madre? Como ya te dijimos, no debes alarmarte en exceso ni obsesionarte, pero sí es importante que te familiarices desde el principio con el tema del percentil de tu bebé, para poder estar atento a posibles cambios en el mismo y poder consultarlo en todo momento con el pediatra.

Imagen: Freepik.com

ClepIO