enfermedades crónicas

Las 5 enfermedades crónicas más comunes en España

Las enfermedades crónicas cobran cada vez mayor peso en nuestro país. Revisamos cuáles son las más comunes.

Hay muchos factores que lo explican (por ejemplo, el aumento de la esperanza de vida), pero lo cierto es que la aparición de enfermedades crónicas en España es una realidad cada vez más patente. Aunque es difícil hablar de cifras exactas, se estima que hasta un 45% de la población de nuestro país padece alguna patología de tipo crónico.

Recordemos, se trata de enfermedades de larga duración y de progresión lenta (así las define la OMS, Organización Mundial de la Salud), que en ocasiones limitan la calidad de vida del paciente, y en casos más graves pueden ser la causa de una muerte prematura. Pero, ¿cuáles son las más comunes en nuestro país?

5 problemas crónicos más frecuentes  

Distintos medios han publicado cifras que nos permiten conocer cuáles son las enfermedades crónicas con mayor presencia en nuestro país, en personas mayores de 16 años. Estas son las 5 más comunes:

  1. Hipertensión arterial. Los problemas de hipertensión arterial conforman la principal patología crónica en nuestro país. Más de un 18% de la población la padece y convive con tratamientos específicos para ello, pues recordemos que es un factor de riesgo que puede provocar enfermedades cerebrovasculares y graves problemas cardíacos, causantes de miles de muertes al año.
  2. Dolor lumbar. El dolor de espalda, y más en concreto el dolor lumbar, es otra de las patologías que acompaña diariamente a miles de españoles. Si bien muchas de las causas de este dolor se pueden prevenir (en ocasiones proceden de vicios posturales), no olvidemos que conforma una enfermedad crónica a la que se enfrenta más de un 17% de la población española.
  3. Colesterol alto. Es un riesgo para las arterias y eso nos obliga a tomar medidas severas. Hablamos del colesterol (el malo), que es la tercera enfermedad crónica más frecuente en nuestro país. Sus causas pueden ser varias, aunque generalmente se asocia a factores genéticos o malos hábitos de vida. Las personas que lo padecen pueden verse obligadas de por vida a tomar tratamientos específicos que mantengan sus valores en los límites de lo establecido.
  4. Alergia. Ya sean dérmicas, alimentarias, a productos específicos… Lo cierto es que las alergias son cada vez más comunes entre la población española.
  5. Depresión y ansiedad. Los problemas de salud mental son muy frecuentes en España. Hablamos, en este caso, de la depresión y la ansiedad, dos enfermedades que pueden curarse pero a las que muchos pacientes deben enfrentarse de por vida con tratamientos específicos.

Aunque cada caso es particular, por lo general las enfermedades crónicas tienen tratamiento y no están reñidas con llevar una vida más o menos saludable. Es importante saber reconocer cuál es nuestra enfermedad, ponerle remedio acudiendo al especialista médico, y sobre todo aceptarla y mantenerse optimista. Puede que cambien, quizás, nuestros hábitos de vida, pero con un pequeño esfuerzo sabremos sobrellevar la dolencia.

Imagen: Freepik.com

ClepIO