tosferina

Tosferina: preguntas y respuestas frecuentes

Aunque hoy por hoy es una enfermedad totalmente controlada, existen aún ciertas dudas en torno a la tosferina.

La tosferina, también conocida como pertussis o tos convulsa, es una enfermedad infecciosa bacteriana, muy contagiosa, que afecta al aparato respiratorio y que se caracteriza (de ahí su nombre) por una tos incontrolable que puede derivar, en aquellos casos más graves, en vómitos, dificultades respiratorias e incluso pérdida del conocimiento.

Aunque puede aparecer a cualquier edad, es más frecuente su pronóstico en jóvenes, niños y recién nacidos, en cuyos casos es realmente más peligrosa. Hoy por hoy existe la vacuna que la previene, y atrás quedan los años en que la enfermedad fue una de las más frecuentes en la edad infantil en España.

Sin embargo, existen aún ciertas dudas que planean sobre la enfermedad, y que la AEP (Asociación Española de Pediatría) se ha encargado de responder.

¿Por qué es importante vacunarse contra la tosferina?  

Los bebés y niños pequeños son el grupo más vulnerable de sufrir la tosferina, y corren más riesgo de ser hospitalizados, ya que en estas edades, y especialmente si hablamos de bebés menores de 3 y 4 meses, pueden surgir complicaciones. De hecho, se estima que en España fallecen en torno a 15 bebés al año por tosferina, cifra similar a la de otros países del entorno. Por eso es importante aplicar la vacuna, que se administra a los dos meses de vida del bebé.

Y ¿hasta la vacuna?  

Dado que la primera vacuna contra la tosferina no se aplica hasta los dos meses de vida, la forma más segura de proteger al bebé hasta entonces es a través de la vacunación de la madre en las últimas semanas de embarazo. De esta forma, se transmiten los anticuerpos al feto a través de la placenta, y eso protegerá a madre y bebé hasta que reciba la primera dosis de la vacuna. Según la AEP, esta vacuna es bien tolerada por las embarazadas, y no supone ningún tipo de riesgo.

Pero, ¿cómo prevenir la enfermedad si la madre no se ha vacunado? En estos casos, la AEP recomienda la vacuna en el entorno del bebé al menos dos semanas antes de su nacimiento.

¿Cómo afecta la tosferina a los niños?  

El principal síntoma de la enfermedad es la tos fuerte, que puede venir acompañada de episodios de asfixia y de vómitos. Los otros síntomas pueden confundirse con los de un resfriado común: fiebre, diarrea, rinitis, estornudos, malestar general. En casos ya más graves y avanzados de la enfermedad, estaríamos hablando de tos convulsiva, hemorragias subconjuntivales, incontinencia urinaria, e incluso pérdida de la consciencia.

¿Protege de por vida la vacuna de la tosferina?  

La vacuna contra la tosferina no protege de por vida. Normalmente ofrece una buena protección los dos primeros años después de vacunarse, pero esa protección irá disminuyendo con el tiempo. Por tanto, estar al día con las vacunas de la enfermedad es la mejor manera de protegerse y proteger a los nuestros.

Y es que la vacuna es la mejor herramienta para prevenir la tosferina. No obstante, recuerda que, ante cualquier duda, nadie como tu médico de familia para asesorarte.

Imagen: Freepik.com

ClepIO